ja_mageia

Inicio Historia en migajas Tres cardenales en el monasterio de Santa María del Burgo
Tres cardenales en el monasterio de Santa María del Burgo PDF Imprimir E-mail
[600, 2011 junio 22] Dentro del apartado de historia en migajas he ido presentando algunas noticias puntuales sobre la historia del monasterio de Santa María y sus iglesias. Dentro de los muchos documentos que voy localizando en Roma sobre el Alto Alberche, tengo delante el nombramiento de muchos de los abades.

De entre los nombres que van apareciendo, quiero llamar la atención hoy sobre tres que, por su importancia jerárquica, me han llamado la atención. Se trata de tres cardenales de la Santa Iglesia Romana que, en un momento dado, recibieron la abadía como encomienda.

No estamos hablando de que estos tres hombres vivieran habitualmente en Burgohondo. Desde 1496, como sabemos, por bula de Alejandro VI, la abadía se hace comendaticia y, por tanto, los abades, ya no tienen obligación de residencia. Los propios canónigos obtienen la libertad para vivir en sus casas en la bula de León X de 1514 y, por tanto, a partir de entonces, muchos clérigos del monasterio compran casas en el pueblo donde vivir. Estos tres abades cardenales son los siguientes:

Gabriel, cardenal de Trejo y Paniagua. Fue abad de Burgohondo entre 1617 y 1630. Primero fue nombrado arzobispo de Calatrava y, desde el 2 de junio de 1617, cardenal titular de la Iglesia de San Pancracio, en Roma, donde hoy viven los carmelitas de san Juan de la Cruz. El 29 de noviembre de 1621 es trasladado a la iglesia cardenalicia de San Bartolomé en la Isla Tiberina y el 9 de junio de 1625, sin dejar de ser cardenal, es nombrado obispo de Salermo. Sólo con motivo de su nombramiento como obispo de Málaga, el 28 de abril de 1627, viene definitivamente a España. Muere en Málaga el 2 de febrero de 1630. En Burgohondo, le conocemos, sobre todo, por los muchos pleitos que mantiene contra el obispo de Ávila de los que ya habrá ocasión de dar cuenta más adelante.

Carlos, cardenal de Borja y Zentellas Ponce de León. El segundo personaje de quien hablamos hoy nace el 30 de abril de 1663. El 16 de junio de 1721 fue nombrado cardenal de Santa Prudenciana, en Roma. Fue abad de Burgohondo desde el 30 de abril de 1724 hasta el día de su muerte y, además, patriarca de las Islas Occidentales. El 8 de agosto de 1773, a los 70 años, 3 meses y 9 días, como dice su epitafio, muere en la Granja de San Ildefonso o, como allí dice, en Balsaim, territorio de Su Majestad.

Álvaro, cardenal de Mendoza Caamaño y Sotomayor. Su sucesor, había nacido en Madrid, donde es bautizado el 28 de noviembre de 1671. En julio de 1715 es ordenado sacerdote y nombrado capellán del convento de la Encarnación de Madrid. El 9 de mayo de 1734 fue consagrado en Madrid como obispo de Segovia y creado cardenal el 10 de abril de 1747, con el título de Patriarca de las Indias Occidentales, que hereda del cardenal de Borja así como la encomienda en la abadía de Burgohondo, que ocupa entre el 28 de marzo de 1734 y el día de su muerte, que ocurrió en Madrid el 23 de enero de 1761.

Otro día, más.

---------------
[De acuerdo a la naturaleza de esta página web y a la filosofía de su autor, los materiales de todos los artículos propios (aquí se excluyen los que citamos de otros autores y de otras páginas) se pueden reproducir con libertad, parcial o totalmente, siempre que cumplan tres condiciones fundamentales: 1. Que guarden los fines para los que fueron escritos. 2. Que no se haga uso comercial de ellos. 3. Que se cite su procedencia, en www.santamariadelburgo.com]
 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu sitio web:
Título:
Comentario: